Cómo ganar la sentencia con la Ley de Segunda Oportunidad

Cómo ganar la sentencia con la Ley de Segunda Oportunidad

Como hemos explicado previamente, esta ley da la oportunidad a autónomos, empresarios o particulares de poder reestructuras o incluso llegar a cancelar sus deudas. Sin embargo, para que esto sea posible, será necesario cumplir con una serie de requisitos y a continuación os vamos a explicar cómo hacerlo.

Cumplir los requisitos mínimos

Este es uno de los puntos más importantes para ganar la sentencia de dicho texto legal, donde nos encontramos con los siguientes requisitos:

  • No poder continuar con el pago de las siguientes cuotas de las deudas, en otras palabras, ser insolvente.
  • Sin contabilizar las hipotecas y las deudas con Hacienda o Seguridad Social, debes tener al menos dos o más deudas con distintas entidades.
  • No tener una deuda superior a 5 millones de euros.
  • Por último, hay que sumar un requisito de suma importancia: ser un deudor de buena fe.
Cómo ganar la sentencia con la Ley de Segunda Oportunidad
Partes que forman la Ley de Segunda Oportunidad

La ley de Segunda Oportunidad cuenta con 3 partes que son necesarias explicar para entender mejor qué significa ser un deudor de buena fe.:

  • Fase extrajudicial: se trata de la primera parte, cuyo objetivo es reducir las deudas mediante negociaciones con los acreedores. Se reúnen nuestros abogados con aquellas personas o entidades que reclamen tus deudas, y proponemos una reducción de las deudas para ser capaz de pagar lo que resta en los próximos años.
  • Concurso de acreedores: esta parte solo va a tener lugar en el caso de que no se haya llegado a un acuerdo en la fase anterior. Llegados a este punto, cedemos algunos de los bienes acordados con el mediador concursal, y así satisfacer parte de las deudas que tenemos.
  • Fase judicial: en esta última fase, eliminaremos las deudas que no se hayan podido satisfacer con los acreedores, dando lugar a lo que se conoce como Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho.
¿revisamos tu caso?
CONSULTA GRATIS
911 863 547
Ser deudor de buena fe

Para poder ganar la sentencia con la Ley de Segunda Oportunidad es necesario que tanto el juez como el mediador concursal nos consideren un deudor de buena fe. Si esto se produce, el juez nos concederá la cancelación de todas las deudas (el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho).

Para ser un deudor de buena fe es necesario llevar a cabo un conjunto de prácticas, y dejar de hacer otras cosas que pueden ser consideradas como malas prácticas. Estas prácticas se encuentran recogidas en el Artículo 178 bis de la Ley de la Segunda Oportunidad.

Según este artículo, ser deudor de buena fe implica una serie de requisitos:

  • Haber intentado celebrar un acuerdo extrajudicial. Por ello, es obligatorio intentar un acuerdo extrajudicial antes de pasar a la siguiente fase (judicial).
  • No haber sido declarado culpable en el concurso de acreedores.
  • No haber sido previamente condenado en sentencia firme por delitos contra el patrimonio, contra el orden socio económico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los 10 años anteriores a la declaración del concurso de acreedores. En caso de que exista un proceso penal pendiente, el juez deberá esperar a que haya una sentencia firme respecto a ese supuesto delito.
  • No haber acudido a este texto legal en los últimos 10 años
  • No haber rechazado ofertas de trabajo adecuadas para tu capacidad económica en los últimos 4 años.
  • Haber cumplido con las obligaciones de colaboración, en las cuales el deudor podrá comparecer ante la administración concursal o juzgado mercantil las veces que se le requiera y aportar la información necesaria para el concurso de acreedores.
  • Ser honestos a la horade comunicar nuestro estado económico actual (gastos, ingresos, deudas, patrimonio) y, además, en el caso de recibir una cantidad de dinero considerable que pueda modificar nuestra situación económica, como puede ser una herencia, es necesario comunicarlo.
  • No haber pedido algún crédito durante el trámite.
  • No haber comprado ni vendido bienes sin consentimiento del juez.

Dejar un comentario

× ¿QUIERES CANCELAR TUS DEUDAS?